martes, 17 de enero de 2017

Actos de venganza




Ya hace bastantes meses que Banner tiene controlado a Hulk, he conseguido pasar del 95% de las cagadas cotidianas y obedezco casi al dedillo todas las ordenes contradictorias que recibo (unas 20 al día). Estoy a unas horas de pillar 10 días de vacaciones (sí, el 18 de enero, ya he dicho que sigo muy bien ordenes contradictorias) cuando recibo un email en el que me dicen que no puedo tener vacaciones en Agosto, que modifique mi petición porque directamente no la van a considerar. De todas las vacaciones, sólo pido 15 días en Agosto, el resto me las dan a dedo (no, no soy un apasionado del Ski de enero en las montañas de Benetusser). No libro un puto festivo local desde hace 3 años, cuando al resto de la gente se los ofrecen. Da igual. Dame mis dos semanas en Agosto. Pero no.
Pido una excedencia entonces. Excedencia para ciertas psicópatas debe ser como decirles "lee un libro" o "te has despeinado". A mis espaldas se suceden las reuniones. Todo un poco extraño, en mis 12 años de coordinador he gestionado unas 200 excedencias y no me han supuesto más trauma que hacer una fotocopia (200). Pido mis vacaciones, solicitando semanas clave sólo para fastidiar. Hulk sonríe esperanzado. El día transcurre normal, hasta que un 10 minutos de irme me llaman al despacho. No me llama el jefe, me llama el actual coordinador de teles.

 - Vamos a reestructurar el chat.
 - Grande.
 - Hemos decidido que te vamos a quitar y pasarte a atender llamadas de Audio/Video.
 - Me parece perfecto.

 Para cualquiera que me conozca, odio el puto chat. No puedo hacer 3 cosas a la vez, llamadme hombre. Coger llamadas es el paraiso, puedes estar 20 minutos hablando con una vieja sobre los botoncitos de su mando a distancia. Cualquiera que haya escuchado una de mis llamadas sabe que las manejo como me da la real gana.

 - Y los turnos?
 - Pasas a los de la gama, así que te los haré yo.
 - Vale. Puedes hacer que en 8 horas y media de trabajo tenga algo más que 10 minutos de pausa? Porque llevo más de 3 años así.
 - Cómo?
 - Así.
 - Sí, lo miro.
 - Genial.

 Me pregunta si necesitaré formación, y le miro como si no tuviera ni idea de que llevo 4 años atendiendo chat de teles, entre otros muchas otras mierdas.
  - No, da igual.
  - Vale. Que sepas que yo no tengo nada en contra tuya.
 - Yo sólo estoy en contra de la estupidez - digo, jovial.

 Salimos del despacho, se lo comunico a mis compañeros y me voy de vacaciones.

 Veamos. Mis puntuaciones de chat son altísimas, hay una cosa que se llama "objetivos" y que en esta empresa sólo los ven cuando no los cumplen. Automáticamente pierden mis 200 dieces al mes. Adíos. Para siempre.
 Dos, Si te ofende que pida una excedencia (???) no intentes hacerme el mal quitándome del chat. Eso es todo lo contrario, me estas premiando. Me voy a tocar mis partes a dos manos.
 Tres. Madurad. Tenéis más de 30 años.


 Mi Hulk ya grita las mil y una cosas que la parte de mi cerebro que concibe el mal (un 79%) empieza a planear, pero Banner sólo ve cosas positivas. A ver cual gana.



Pd: Que tu propio jefe se cague de miedo con la sola idea de tener que reunirse contigo le da a uno una sensación de poder igual que la que deben sentir los power rangers cuando pegan (o hacen como que pegan) a monstruos de cartonpiedra.




1 comentario:

jesse_custer dijo...

Los comentarios anónimos no están permitidos, al menos cúrrate un nick. Como este blog, que lo escribe un personaje de comic. Suerte en la búsqueda de personalidad