martes, 12 de abril de 2016

La soledad del superviviente de fondo, a survival zombie story part.1



Todo empieza almorzando en McDonalds, el bus a Xixona sale de la estación Joaquín Sorolla y parece el único sitio en el que hay sillas en el exterior. Hace un día pésimo (demasiado sol) así que llevo dos capas de ropa en la mano, el parte del tiempo en Xixona augura una noche fría. Aunque ya he comido un sandwich en casa soy incapaz de negarme, Pelirrojas y patatas fritas, mi kriptonita.
El bus llega a su hora y nos subimos, con nosotros viene gran parte de la organización del evento, así que veo a los zombies que luego me van a perseguir haciendo vida normal y todos parecen grandes personas. Las dos horas de viaje pasan rápido, al llegar al pueblo dejamos nuestras cosas junto con las de la organización y nos invitan a salir de allí,
Nos encontramos con un par de miembros de nuestro equipo que han venido por su cuenta y vamos a comer a un bar cercano, en el que no tienen ni patatas bravas ni tortilla de patata. La cosa empieza a ponerse inquietante demasiado pronto. Al terminar los 1500 que vamos a participar estamos ya reunidos, Sí, en Xixona caben 1500 personas, pero no somos esa cantidad de gente. Mi equipo se llama así, si no lo conocéis, abrid otra pestaña de vuestro navegador y poned "1500 equipo de supervivencia zombie" en Facebook, haceos fans y volver a esta ventana de vuestro navegador. Los 1500 molan mucho y lo saben.
Vamos a dar la vuelta de reconocimiento al pueblo. Es la muerte. Hay unas 15 escaleras diferentes, cuestas en las que desde bajo no ves donde acaban, puentes perfectos para no llegar al otro lado. Parte del equipo apunta en su plano sitios importantes, yo prefiero confiar ciegamente en mi perfecto sentido de la orientación, más que nada porque he prestado mi boli. Al rato volvemos al check point para que nuestra CEO celebre su cumpleaños siendo atacada por 4 soldados y 5 zombies. Ya os dije que los 1500 molan.
La gente va registrándose en el checking y aunque van a buen ritmo parecemos menos que en Bicorp, algo que parece confirmarse en la escena inicial aunque el sitio es 5 veces más grande que la plaza inicial anterior, Debemos ser más o menos los mismos que entonces, pero el pueblo es 4 veces más grande. Pasamos la escena inicial con las típicas estampidas de gente que huye antes que termine y nos reunimos en una zona alejada. Parte del equipo quiere ir por las afueras que no aparecen en el plano que la organización nos ha dado, mientras que yo quiero meterme en el pueblo, así que nos dividimos en dos equipos (en realidad en tres, ya 3 de los nuestros van por libre y se han ido a intentar subir al castillo hace rato)
Nuestro primer asalto al pueblo es imposible, dos zombies hacen guardia en la entrada y hay 5 o 6 chavales intentándolo sin mucho éxito. En el juego hay dos tipos de zombies, los que van en las hordas, que van en grupos numerosos y que no corren y los Z, que corren y te persiguen como si te quisieran abrazar muy fuerte. Aquí hay 2 Zs y cuando estamos cerca de pasar llega una furgoneta de la organización y deja a otro, que como está fresco nos hace pegar tres carreras para entrar en calor.
Por la radio el resto de 1500 nos dicen que tiremos por una rampa que tenemos cerca, que habíamos descartado porque no llevaba a ningún sitio, un jugador local les ha dicho que hay un cambio medio transitable, medio cabra de monte que te lleva arriba del todo. Hay pocas cosas que le gusten más a un 1500 que irse al monte. Allá vamos. La subida no tiene mucha dificultad técnica, es un camino bastante fácil pero al llegar arriba la barra que marca la vida de mis pulmones está al mínimo, la de las piernas en rojo. Y acabamos de empezar. Arriba burlamos a un Z y nos espera el jefe de los pastores zombie, que nos explica como están las cosas. Le preguntamos, responde y luego hace un aparte con los 1500 (ahí habían unas 70 personas cuando llegamos)
Además de sobrevivir, la gracia está en tomarte el survival como si hubiera pasado de verdad, hablar con los personajes y seguir las pistas. El equipo se vuelve a dividir para bajar. Nosotros decidimos ir al mercado, aunque la gente que nos vamos encontrando nos dicen que tenemos que ir a la biblioteca y al cine, por ese orden. Seguimos con el plan del mercado, lo tenemos a poca distancia y la biblioteca está a tomar viento.
Llegamos en modo sigilo, hay otro pastor de zombies en la puerta que tras hablar un rato con nosotros nos dice que no nos abre, que antes tenemos que ir a donde ha sido la escena inicial y hablar con la jefa del ejercito. Insistimos un poco, se encabrona y abre la puerta, de la que sale un zombie que nos persigue hasta la rampa de acceso. Al huir perdemos a un miembro del equipo, que muere de forma tan heroica que pensamos que se había roto algo. Por radio nos dice que en el checking hay vacunas y que es posible que resucite, que ya se reunirá con nosotros.
En las escena inicial hay un montón de gente y otros tantos Zs, es un parque con 2 entradas diferentes pero descartamos la principal porque está más lleva que la otra. Entre árboles y piedras gigantes llevamos a donde está la tipa, que en ese momento habla con un grupo.
"Sólo voy a hablar con grupos de 5 personas máximo, si sois más os achucho a estos zombies que tengo por aquí". Dice algo así, porque cuando acaba la frase yo estoy ya a 10 metros de distancia, al lado de un arbol. Acaba con el grupo y nos acercamos, también se acercan 20 personas más, así que la tipa nos achucha al zombie. Uno de los nuestros hace un gesto que le honra y le dice a la chica que nosotros nos alejamos, yo le miro con odio pero como estamos con iluminación muy limitada no se entera. Nos alejamos y cuando la chica va a acabar con el grupo más gente se acerca, lo que provoca que un zombie amague un ataque. Antes de que el grupo con el que estaba vuelva a ella me acerco como quien no quiere la cosa y ya formo parte de ese grupo, así que me cuña la prueba.
Le digo al resto de mi equipo que ya tengo la prueba superada y que les espero fuera, flipan un poco.
Espero durante 5 minutos hasta que veo acercarse a 2 Zs y anuncio por el walkie que me voy a la siguiente prueba en solitario, que les espero por el mercado.
Dos carreras y una escalera infinita después estoy a dos calles del mercado, es imposible acercarse. Dos chica se piensas si se la juegan o no, avanzan muy despacio y en las distancia veo que los dos Zs que hay van a por ellas, con lo que arranco a correr por el otro lado, mirando en todo momento a las chicas y en ninguno al suelo, con lo que me como tres escalones que no debería estar en mi camino. Me pego un buen viaje en la rodilla derecha pero me levanto sin pensarlo mucho y cojeando llego a la rampa de acceso al mercado, donde vienen hacía mi 10 chavales y un zombie calvo que corre a lo loco. Calculo que con la cojera que llevo me pillará a los 10 segundos, así que me tiro a la entrada de un patio profundo donde hay un rincón de oscuridad y veo pasar a los chavales y al zombie cerca de ellos, si me ha visto ha decidido pasar de mi.
En mi pequeño rincón oscuro me levanto el pantalón de chandal y me toco la rodilla, no veo nada pero me he metido suficientes ostias jugando a futbol como pasa saber que tengo los dedos llenos de sangre. "Es el momento de abandonar, mala suerte" pienso. Espero 5 minutos y el dolor empieza a suavizarse un poco, salgo y nada más asomar la cabeza un zombie me ve. Es el momento de mi muerte épica, pero mis piernas deciden ir hacia el otro lado y como ellas lo han decidido así, hacen que el dolor de la rodilla sea tolerable. El zombie se da la vuelta y yo lo sigo a cierta distancia, mientras 4 abuelos del pueblo miran mi jugada y me dicen que no con la cabeza. Cuando el zombie pasa por la rampa del mercado arranco y llego a la puerta, si hay alguien dentro haciendo la prueba estoy muerto, porque el zombie me sigue por detrás. El tipo de la puerta hace un poco de control de zombie y le manda a pastar. Flipa un poco viendo que voy solo, le digo que nunca me han ido los grupos y hablamos un rato, le informo que ya he hablado con la tipa del ejercito, le cuento un poco la historia (los 1500 somos observadores de la ONU y permanecemos neutrales, con lo que los dos bandos de la historia nos dejan hacer sus pruebas) y me da el visto bueno para la prueba. Tengo que entrar en el mercado y encontrar un trozo de pollo que está en el suelo.

- Sólo eso? Dale por hecho - le digo
- Dentro no hay luz y hay un zombie muy peligroso.
- Ese pollo es muy importante para ti?

Parece que lo es, así que me meto en la oscuridad del mercado, que me recibe con un gruñido nada amistoso. No se ve nada, pero por intuición el pollo debe estar en el centro del mercado, así que me muevo a cámara lenta. Me doy cuenta que mis Adidas Garnett hacen un ruido como de pato ahogado al moverme y que cago en todo en ruso, pero ya poco puedo hacer. Llego a un cubo, rezo porque allí esté el pollo y está, veo la silueta del zombie a un par de metros de distancia, sus gruñidos reclaman amor. Pienso en el camino de vuelta, si echo a correr ya o si vuelvo como he venido, pero mi rodilla decide. Chiquito de la calzada meets the walking dead. Salgo airoso.
El pastor de la puerta me mira orgulloso, volvemos a hablar un rato y me recomienda que vaya al cine. Le digo que si la peli que ponen es española no cuente conmigo. Un grupo espera, así que voy a la rampa de salida, donde una Z viene de cara persiguiendo a unas chicas. Otra vez en la puerta del mercado, el pastor hace su control zombie y me deja un poco de espacio para salir por patas.

El cine está a unos 30 metros del mercado, pero por aquí es imposible llegar, es donde está el checking, de donde sale la gente que ha muerto y es zombie, además de que hay 4 Zs.
Decido irme tres calle más arriba y me encuentro en una parte del pueblo totalmente vacía, ni supervivientes, ni zombies ni gatos. De todas formas ando despacio, mirando cada calle antes de cruzar, hasta que llego a una bar, donde hay un tipo con cuatro copas de más en la puerta.

- Tu estás vivo?
- Por el momento - respondo - Por ahí se va al cine?
- Vas al revés, chaval -dice partiéndose de risa.
- El otro camino no es una opción. Así que...por ahí se va al cine?
- Sí, tienes que bajar 2 escaleras y a la izquierda - ya no se rie, igual mi tono ha sido demasiado amenazante. Sonrío para compensarlo un poco y le doy las gracias. Hay una fuente enfrente, aprovecho para beber un poco (al beber me doy cuenta de la sed que tengo) y limpiarme la herida de la pierna, que tampoco tiene tan mala pinta. Al reemprender mi camino veo que un tipo con un sombrero de vaquero llega al bar y lo reciben con una canción nazi. Pienso por un segundo si esto es otra prueba, pero si lo es la dejo pasar. Me encuentro con el grupo de 3 de los 1500 que van por libre, compartimos información y volvemos a separarnos (confirmamos que los walkies no van, llevan como yo mandando mensajes que nadie recibe toda la noche) Por este otro camino llego a unos 50 metros del cine, donde unos 100 chavales están intentando acercarse a la puerta sin éxito. Me uno a ellos y a las seis carreras seguidas de un lado para otro decido plantearlo de otra forma.
Descanso un rato en unas escaleras cercanas y cuando veo que un grupo sale del cine decido que es el momento. Salgo corriendo a la puerta esquivando a 2 Zs por el camino y allí me espera otra pastora de zombie y un zombie a cuatro patas a punto de echar a correr. Hablo un rato con ella y me deja pasar, me pone con un grupo que está esperando en un rincón, hay otro grupo dentro. Nos explica que tenemos que entrar en el cine, donde está la zombie más peligrosa que hayamos visto nunca y que tenemos que traerle dos palos de luz gastados y dejar otros dos que nos va a dar. Intento pactar una táctica con el grupo con el que voy, pero son más de tirar p'alante. Entramos y la zombie está bajo de la pantalla, es un cine antiguo con unas 10 filas de butacas y parece que sin paso por los lados, los palos que queremos están en el medio. Todo se vuelve muy loco. La zombie se levanta, algunos se van a las butacas de la izquierda, otros a los de la derecha y yo me quedo parado en el centro, el plan es que persiga a uno de estos e ir a por los palos tranquilamente, pero no, viene hacia mi. Me voy a la izquierda y salto de una fila de butacas a otra, la rodilla manda saludos a mi cerebro y los que están al otro lado pillan los palos, lo que me salva la vida porque va a por ellos. El de lleva los palos ha salido, sólo tengo que salir y prueba superada, pero la zombie está en la puerta no muy contenta. Una chica que sigue dentro entra en modo pánico y tira para delante a lo bestia, la zombie se la come mientras el resto conseguimos salir. Rezó una oración y prometo llamar a su familia.
Salgo corriendo del cine, unas 30 personas me preguntan como he pasado la prueba y les explico de qué va, a cambio me dicen que la siguiente prueba es la más jodida, en la pista de skate. En nuestra ronda de reconocimiento hemos encontrado de cutreparque con una farola caída y un ladrillo, llamar pista de skate a eso es como llamarme a mi Brad Pitt, pero seguro que soy el Brad de alguien, así que allá que voy.
A mitad camino, tras 2 carreras más consigo contactar con mi equipo por walkie, me dicen que esa no es la pista de skate, que tengo que pasar el puente. Genial. El puente trampa. Lio a unos chavales que me encuentro por el camino para ir para allá, dejando unos metros de distancia entre ellos y yo por si vienen de frente y hay que correr hacia el otro lado. Llevamos al skate sin mucho contratiempo, pero aquello además de lleno de gente está inaccesible. Demasiado zombie. Una chica me dice que hay otra prueba cerca, la del colegio, y que es fácil. Por qué no?
Cerca con la rodilla sangrando y sin zombies a la vista es algo bastante complicado, ese caminito hace que me acuerde de lo que me duele la pierna, pero si voy a morir que sea en la prueba más dificil, pienso para seguir tirando. Supero la prueba del colegio uniéndome a un grupo numeroso y no haciendo mucho ruido. Cerca de la pista de skate me encuentro con 4 tipos que parecen bastante profesionales y me uno a ellos, hablamos con una chica que dice que por detrás se puede subir, por la montaña. Llegamos y les deseo toda la suerte del mundo, me dicen que ellos me ayudan a subir pero en mi estado mejor no, la reencarnación en cabra montesa la tengo para dentro de 3 vidas.
Nos despedimos y de vuelta a la entrada a la prueba decido que es hora de morir y que voy a ir en línea recta. Kamikaze mode ON. Llego ya corriendo, los chavales flipan cuando paso por su lado, hago un quiebro a un zombie y llego donde está un militar que explica la prueba. Hace 3 grupos, los que están al final son mis nuevos mejores amigos, mi nuevo grupo. Me miran un poco raro pero el trozo del pulmón que me queda sólo me permite hablar con gestos. Hay que decidir uno de cada grupo para que haga la prueba, yo digo como puedo que cualquiera menos yo, va un tipo bastante en forma y a los 10 minutos vuelve victorioso. Cuando me voy a ir con la prueba superada llegan los 4 que se han tirado al monte y alucinan cuando me ven, les digo que ha sido todo muy facil.
Sólo me queda la prueba de la biblioteca, por lo que dice la gente no es muy dificil pero estoy al límite de mis fuerzas, encuentro a unos quinceañeros que van para allá, uno de ellos habitante de Xixona.

- Necesitamos llegar a la biblioteca por el camino menos transitado y más seguro, da igual lo que tardemos.
- Yo soy de aquí, te puedes fiar de mi.
- Confiaba hasta que has dicho esa frase - paranoia, the destroyer.
- De verdad.
- Ya, ya - le miro con cara de sospecha.


To be continued....



















No hay comentarios: